08
Feb
2001

Mate, café y celuloide

Afiche del filme Colombianos, Un acto de fe
Afiche del filme Colombianos, Un acto de fe

Se terminó de rodar en Bogotá (Colombia) el film "Colombianos" que cuenta entre su equipo de trabajo al realizador misionero Gustavo Carbonell, quien hace unos meses se encuentra radicado en el país del café. Entre el equipo de producción del mencionado film también se encuentra a otro conocido personaje del medio local, Humberto Carrizo, quien se desempeñó como Director de Fotografía. Gustavo Carbonell (31) es oriundo de Rosario (Santa Fe) y además de una vasta experiencia como docente de la carrera de Producción y Dirección de TV, y realizador de cortos audiovisuales para diversos organismos oficiales como el SIPTED; se desempeñó como integrante del equipo de producción en el largometraje "EL CÓNDOR DE ORO" (Dirigido por Enrique Muzio) que se rodó en Misiones en el año 1994. "Colombianos" (Sinopsis argumental): Sara es una joven médico de urgencias de un hospital de Bogotá, que recibe día a día cientos de victimas de la violencia que genera a diario el país. Cuando Sara se da cuenta de que está embarazada de su primer hijo, comienza a preguntarse sobre la conveniencia de traer ese hijo a un mundo como este. Decide no tenerlo y se lo comunica a su familia, con la que se ha tenido que ir a vivir, porque su esposo está desempleado y no les alcanza para pagar la cuota de su apartamento y además vivir. La noticia genera tremenda conmoción en la familia, polariza los ánimos y hace que cada uno de los miembros se cuestione sobre el por qué se vive la vida y el tipo de vida que están viviendo. Entonces, todos los que rodean a Sara comienzan a buscar en sus vidas, razones para convencer (o no) a Sara de que tenga (o no tenga) su bebé. En esta exploración de sus vidas, vamos viendo una imagen de la realidad de Colombia en esta época, pero no de la forma en que la registran los medios o en que la registrará la historia, sino como la viven día a día los colombianos; como les afecta la violencia, la situación económica, la guerra, la esperanza y el sinsabor de existir en un país tan contradictorio como el nuestro